Apple ahora funciona con energía 100% ecológica. ¿Pero cómo llegó allí?. Parte 1


Apple es el caso de éxito de una multimillonaria empresa que se compromete con la energía renovable. En esta oportunidad, Peter Foyo comparte el relato de Mark Sullivan, publicado en el  sitio fastcompany.com, acerca de cómo logró Apple funcionar con energía 100 por ciento ecológica. El artículo se compone de dos partes, siendo el presente texto la primera.


macbook

Fort Churchill: La primera granja solar de Apple

Lo más importante sobre la gran revolución hacia la energía renovable que vive Apple, podría ser que está invitando -a que se unan a la causa- a todos los actores de la cadena, desde proveedores hasta operadores de servicios públicos locales.

Para imaginar lo grande que es el proyecto de energía renovable de Apple, entonces vendría muy bien conocer lo que sucede en el Data Center de la compañía, ubicada en Reno (Nevada). Este Data Center está formado por cinco largos edificios blancos que se encuentran uno al lado del otro en un paisaje seco y cubierto de maleza justo al lado de la I-80. El corredor que los conecta tiene una longitud de un cuarto de milla. A cada lado hay grandes y oscuras habitaciones, más de 50, llenas de más de 200.000 servidores idénticos, con pequeñas luces que parpadean en la oscuridad desde sus paneles frontales. Aquí es donde vive Siri, iCloud, la música de Apple y Apple Pay.

Alimentar todas estas máquinas y mantenerlas frías requiere una gran cantidad de energía constante, ininterrumpida y redundante. En el Data Center de Reno, eso significa el 100 por ciento de energía verde proveniente de tres granjas solares de Apple.

La más cercana y la primera construida, es la granja solar de Fort Churchill, en un paisaje desolado cerca de la ciudad de Yerington, Nevada, donde no hay más que tierra plana, seca, rodeada de colinas bajas y dentadas, bajo el cielo azul del desierto. Desde la carretera principal se pueden apreciar las líneas aparentemente interminables de los módulos solares, con largos espejos cóncavos atrapando y enfocando la energía del sol en la línea de pequeñas celdas fotográficas negras que se encuentran detrás de ellas.

Fort Churchill es representativa del creciente número de fuentes de energía renovable que han aparecido en torno a los Data Center de Apple en los últimos años. Dado que estas máquinas de computación usan más energía que cualquier otro tipo de instalación de Apple, la compañía trabajó arduamente para que se aprovisionen de energía 100 por ciento renovable, alcanzando ese objetivo en 2014.



En seis años Apple se convierte en una empresa 100 por ciento verde


ipad


Ahora, Apple dice que ha terminado de abastecer el resto de sus instalaciones con energía 100 por ciento ecológica, desde su nueva sede de Apple Park, que tiene uno de los techos solares más grandes del planeta, hasta sus centros de distribución y tiendas retail de todo el mundo. Aunque la cifra del 100 por ciento cubre sólo las propias operaciones de Apple, no las de los proveedores y fabricantes contratados que hacen gran parte del trabajo para dar vida a las ideas de la compañía, Apple está convencido de que 23 compañías en su cadena de suministro firmarán un compromiso para llegar al 100 por ciento de energía renovable para la parte de su negocio relacionada con los productos de Apple.

El logro es la culminación de un esfuerzo titánico en los últimos seis años que implicó financiar, construir o ubicar nuevas fuentes de energía renovables, como parques eólicos y solares, cerca de las instalaciones de la compañía. Apple dice que ahora tiene 25 proyectos operacionales de energía renovable, con 15 más en construcción, en 11 países. Hace apenas ocho años, sólo el 16 por ciento de sus instalaciones funcionaban con energía renovable. Para 2015 ese número había aumentado al 93 por ciento. Luego, al 96 por ciento en 2016.

En el camino, en 2013, Apple demostró su seriedad sobre las iniciativas ecológicas al contratar a la ex administradora de la Environmental Protection Agency (EPA), Lisa Jackson, como vicepresidenta de medio ambiente, política e iniciativas sociales. El CEO Tim Cook quería que Jackson enfocara las iniciativas medioambientales de Apple, y tal vez actuara como un emisario respetado en Washington, DC.

El objetivo primordial de Apple al ser 100 por ciento verde es, por supuesto, reducir las emisiones nocivas de combustibles sucios. La compañía dice que ha reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero (CO2e) en un 58 por ciento desde 2011, evitando que 2,2 millones de toneladas métricas de CO2e ingresen a la atmósfera. Pero el progreso de Apple, medido por los números, no es el único punto. En los lugares donde tiene instalaciones, la compañía a menudo ha sido un catalizador, trabajando con los servicios públicos locales y los reguladores para construir nuevas granjas solares o eólicas que inyecten nueva energía verde en la red pública. La vicepresidencia de medioambiente de Apple, afirma que a la compañía le gusta especialmente hacer esto en mercados donde la mayoría de la energía existente proviene de fuentes ecológicamente hostiles como el carbón o el petróleo: "Es un enfoque que es realmente importante porque está creciendo el mercado de energía limpia a su alrededor".

El ex vicepresidente Al Gore, autor de An Inconvenient Truth y miembro del directorio de Apple desde 2003, cree que la compañía está enviando un mensaje de que la responsabilidad ecológica puede ser un buen negocio. "Está demostrando el caso comercial de que las empresas bien administradas pueden reducir los gases de efecto invernadero que están causando la crisis climática al mismo tiempo que reducen sus costos de energía", dijo en un comunicado a Fast Company. "Sus esfuerzos están transformando la forma en que el sector tecnológico usa el poder, tanto a nivel nacional como en todo el mundo".

Popular posts from this blog

Retos en Telecomunicaciones

El Desarrollo Sustentable: primordial en el crecimiento de la empresa.

El Cómputo Cuántico y la tecnología.