La Industria de Energía Solar brilla con fuerza en Vermont


El Estado de Vermont se ha convertido en los últimos años en uno de los líderes estadounidenses en materia de energía solar. Además la segunda ciudad más grande del Estado de Vermont, Rutland, representa en el noreste de los Estados Unidos el epicentro de la innovación en este sector industrial. En esta oportunidad el empresario Peter Foyo comparte la experiencia exitosa de Rutland con la energía del astro rey, gracias a los buenos oficios investigativos de CBC/Radio-Canada, y con el ánimo de mostrar cómo la energía solar se articula satisfactoriamente en las necesidades de las comunidades.

Imagen cortesía de Carl Attard en Pexels.com



Rutland se abre paso a un futuro promisorio en la Industria Solar


Según sus habitantes, Rutland es una ciudad atípica si se compara con otras ciudades de Estados Unidos, lo cual se explicaría por su cercanía a la frontera canadiense. Si bien Rutland no ha tenido el mismo protagonismo que Montpellier -capital de Vermont- y de Burlington -la ciudad más poblada del Estado-, es un hecho que ha jugado un papel clave en la economía estatal.

Rutland representó  el corazón comercial e industrial de Vermont durante un siglo. Algunas fachadas de mármol atestiguan su opulencia pasada.

Sí, Rutland ha experimentado muchos reveses desde la década de 1960: el final de la industria del mármol (blanco, como el de Carrara, Italia), de la que fue capital mundial después del declive de Carrara. Luego el relativo abandono del ferrocarril a New York hizo el resto. Pero estos tiempos difíciles en Rutland han quedado atrás, gracias en parte a la innovación y la industria de la energía solar.

Un símbolo de este renacimiento es el Centro de Innovación Energética, establecido en el edificio más deteriorado de la ciudad y ahora convertido en el símbolo de lo más exitoso en las nuevas tecnologías energéticas. La compañía detrás del Centro de Innovación Energética, Green Mountain Power (GMP), es la mayor compañía de distribución de Vermont. GMP es también muy popular por el alquiler -por unos pocos dólares al mes- de las famosas baterías recargables para el hogar Powerwall de Tesla.

Casos de éxito de uso de la Energía Solar en Rutland

Rutland, Vermond | Imagen cortesía de Doug Kerr en Flickr.com

 
El usuario de energía solar puede incluso "revender" su producción a la red, en forma de crédito. Una apuesta audaz: no todos los servicios públicos están dispuestos a aceptar la competencia de sus propios suscriptores.

Es el caso de Heather, una habitante de Rutland y cliente de GMP,  quien compró una casa en febrero de 2017. La casa la adquirió remodelada  y equipada con paneles solares. La casa también contaba con bombas de calor para calefacción y aire acondicionado. Para Heather, un factor importante que incidió en la compra fueron los paneles solares. La primera factura de servicio público de energía que pagó fue por 100 dólares. Seis meses después ella recibe una factura con un saldo a favor: un crédito de 43 dólares con la red de energía.

Otro caso de éxito es del ingeniero de la construcción, el señor Bartenstein, quien ha equipado las oficinas de su empresa con paneles solares. Su factura de electricidad en julio de 2017 fue por 11 dólares. Bartenstein paga 100 dólares -como máximo- en el invierno cubierto de nieve. Bartenstein afirma que como empresa de ingeniería, tienen la responsabilidad de liderar con el ejemplo y para hacerlo no es suficiente hablar del tema, y por esto  tienen que demostrar que los sistemas de energía alternativa sí funcionan.

Bartenstein en el hogar, donde reside con su familia, es miembro de una cooperativa que le permite usar uno de sus 50 paneles solares. Fue un proyecto piloto en Rutland.

El proyecto más audaz es Stafford Hill. En un área de 4.5 hectáreas ubicada en el antiguo vertedero de Rutland, Green Mountain Power ha instalado paneles solares. Un sitio capaz de producir dos megavatios de electricidad. Green Mountain Power, que pertenece a Gaz Métro du Québec, quiere depender cada vez menos de grandes centrales eléctricas y entregar más y más energías renovables.

Los paneles de Stafford Hill suministran, entre otros edificios, a la Escuela Secundaria de Rutland, que también sirve de lugar de refugio en caso de desastres. La originalidad del complejo son los cuatro juegos de baterías que acumulan electricidad. Baterías tradicionales y otras de litio, más nuevas y más eficientes, permiten descargar energía a la red durante las horas pico, cuando el costo de la electricidad es máximo.

No es sólo en la ciudad de Rutland donde se ha resuelto decididamente cambiar su consumo energético hacia fuentes solares. En una ubicación tranquila en Grand Isle, en medio del Lago Champlain, la Cooperativa Eléctrica de Vermont está construyendo un enorme campo solar de cinco megavatios, el más grande del Estado, para sus 34.000 usuarios. El proyecto alquila la tierra a los agricultores por 30 años.

La Energía Solar enfrenta grandes retos


Si la energía solar tiene viento en las velas en Vermont, también es una realidad que es una industria que se enfrenta a grandes retos. Las compañías de paneles solares de los Estados Unidos han presentado una queja ante la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos en Washington. La situación es que se quiere imponer un impuesto a la importación de paneles de empresas chinas, impuesto que las compañías de paneles solares identifican como competencia desleal. Tal impuesto aumentaría significativamente los costos de instalación. También hay incógnitas sobre los programas de incentivos estatales. Pero pese a todo esto la industria solar en Vermont y en todo Estados Unidos está tomando una fuerza significativa que promete grandes cambios en el negocio energético del país.

Popular posts from this blog

Retos en Telecomunicaciones

El Desarrollo Sustentable: primordial en el crecimiento de la empresa.

El Cómputo Cuántico y la tecnología.