Babcock Ranch: ¡Todo un experimento de sostenibilidad ambiental!


El éxito en el uso de energías renovables no sólo consiste en implementar las nuevas tecnologías. Es mucho más que eso. El éxito en el uso de estas energías dependerá de cómo la comunidad que las incorporé, opere en un modelo de sostenibilidad ambiental.

A continuación, Peter Foyo comparte el valioso análisis de Eva Botkin-Kowacki, escritora del portal web The Christian Science Monitor, sobre lo que acontece en la pequeña y naciente ciudad de Babcock Ranch, en el Estado de La Florida.  En CSmonitor.com,  Botkin-Kowacki publicó el pasado 13 marzo el artículo In the Sunshine State, a vision for a sustainable town.

Peter destaca el valor de este artículo porque relata un ejemplo real de una comunidad sostenible en proceso de construcción, que hace uso de energías renovables. A lo anterior, Botkin-Kowacki abre las puertas a una discusión donde expertos ambientalistas opinan sobre la conveniencia o no de que la creación de ciudades pequeñas sostenibles sean un buen modelo a seguir, o si la mejor alternativa es apostar a intervenir los grandes centros urbanos donde es posible compartir recursos con el propósito de reducir la huella ecológica.


Kitson & Partners | Flickr

En el Estado del Sol, una visión para una ciudad sostenible

La naciente ciudad de Babcock Ranch tiene un objetivo claro: mezclar la sostenibilidad ambiental con una estructura tradicional de pueblo pequeño, tejiendo innovaciones ecológicas con modelos tradicionales de desarrollo.

El centro de Babcock Ranch, se parece mucho al centro de cualquier otra ciudad pequeña. Sin embargo, los "árboles" solares de tallo verde salpican el paisaje. Una cápsula roja sin conductor zumba por la calle y la vieja tienda de abarrotes se sirve de un suministro de energía fotovoltaica.

Babcock Ranch puede parecerse en algunos asuntos a las ciudades del pasado, pero el desarrollador Syd Kitson construye esta comunidad pensando en un futuro sostenible. Este matrimonio de desarrollo convencional e innovación ecológica ofrece un modelo más tradicional de sostenibilidad. Muchos planificadores urbanos verdes siguen siendo escépticos de que este experimento de vida sostenible pueda lograr el tipo de refugio ecológico que el Sr. Kitson está proponiendo. Pero para algunos, Babcock Ranch es un paso en la dirección correcta.

"Queríamos demostrar que la responsabilidad ambiental puede ir de la mano con el desarrollo", dice Kitson.

Babcock Ranch, que actualmente luce como un centro urbano que sobresale de una pradera vacía, fue recientemente inaugurado. El plan es construir unas 19.500 casas, pero actualmente hay un puñado, y sólo unas pocas están ocupadas. El resto de los lotes están llenos de hierba a la espera de retroexcavadoras.

Pero la plaza del pueblo ya está activa, con el restaurante, la tienda general y la heladería recibiendo nuevos clientes diariamente. Kitson estima que la curiosidad ha traído aproximadamente 1.000 visitantes a la semana.

"Creo que hemos tocado la fibra sensible de la gente", dice Kitson. "Y eso está empezando a traducirse en personas que quieren vivir aquí".


“Frenando el uso de autos”

Los esfuerzos de sostenibilidad más visibles de la ciudad son los estímulos para conducir menos. A pesar de que hoy sólo una unidad de propulsión eléctrica navega por las calles a modo de prueba, el plan es que una flota de esas cápsulas de color rojo y propulsión limpia sigan las rutas establecidas y se puedan solicitar a través del smartphone. La ciudad también se diseñó pensando en la transitabilidad, con calles residenciales a poca distancia de la plaza del pueblo. Las bicicletas ofrecen otra opción de transporte.

Steve Wheeler, profesor en el programa de arquitectura de paisaje del Departamento de Ecología Humana de la University of California en Davis, duda de que Babcock Ranch pueda lograr que las personas eliminen por completo sus automóviles.

"Un problema básico es la ubicación", dice Wheeler. Con la ciudad más cercana, Fort Myers, a unas 15 millas de distancia, la gente todavía viajará fuera de la ciudad por sus trabajos y otros recursos, a pesar del servicio de internet por fibra óptica y el espacio de coworking que existirá en el centro de Babcock Ranch. Por esta razón, a menudo se ha considerado que las ciudades de mayor tamaño tienen la menor huella ambiental. Los habitantes urbanos comparten recursos, manejan menos y ocupan menos tierra.

Entonces, Wheeler dice de Babcock Ranch: "Será un modelo de desarrollo suburbano moderadamente mejor. Los desarrolladores tratarán de mejorar los modelos convencionales". Sin embargo, Wheeler sugiere que la construcción de comunidades ecológicas en los centros urbanos ya existentes podría ser la mejor manera de desarrollarse de forma sostenible.

Pero, dice Steve French, decano de la College of Design y profesor de Planificación Regional y de Ciudad en el  Georgia Institute of Technology, "No todo el mundo quiere vivir en una densidad a escala de Manhattan. Así que creo que los principios de sostenibilidad deben aplicarse a tipos de situaciones suburbanas".


Kitson & Partners | Flickr

Alimentar una ciudad

Históricamente, las llamadas ecociudades han aspirado a ser independientes de la red eléctrica, algo que las compañías de servicios públicos no ve con buenos ojos. Pero Babcock Ranch funciona dentro del sistema, obteniendo energía principalmente de la granja solar de 75 megavatios de Florida Power & Light, a la cual Kitson donó 440 acres. La ciudad también complementa este poder con pequeñas instalaciones como los árboles solares.

"Es un tanto realista ya que se relaciona con la red eléctrica existente", dice David Hsu, profesor asistente de planificación urbana y ambiental en el MIT.

Los paneles solares funcionan sólo cuando el sol brilla. Cuando está nublado o durante la noche, Babcock Ranch obtiene su energía de las fuentes convencionales de la empresa de servicios públicos. En La Florida, la mayor parte de la electricidad se genera a partir del gas natural.

La ciudad podría reducir aún más su dependencia de los combustibles fósiles, ya que Florida Power & Light anunció el 9 de marzo de 2018 que está comenzando a instalar baterías en el campo solar Babcock Ranch.

Haciendo la sostenibilidad un hábito

La visión de Kitson también era construir sostenibilidad en la infraestructura. Eso significaba exigir a los constructores de viviendas que instalaran ventanas y aislantes eficientes, sistemas de bajo consumo de calefacción y refrigeración, y dispositivos de ahorro de energía y agua. Todas las casas construidas en la comunidad deben alcanzar no menos de una calificación Bronce de la Florida Green Building Certification.

El riego se realiza con agua reciclada y los jardines comunitarios se sustentan con agua de lluvia recolectada. El paisajismo alrededor de la ciudad utiliza predominantemente plantas nativas que están adaptadas para sobrevivir principalmente con la cantidad de lluvia que cae en la región.

El plan de estudios en Babcock Neighborhood School, que se inauguró en el otoño de 2017 como una escuela charter pública abierta a las comunidades aledañas, se centra en inculcar principios de sostenibilidad y conservación a través del aprendizaje basado en proyectos.

Popular posts from this blog

Retos en Telecomunicaciones

El Desarrollo Sustentable: primordial en el crecimiento de la empresa.

Las Energías Renovables están transformando la Industria Energética